La Economía de los Consumidores

Jueves, 20 de Junio de 2019

El Santander se viste con piel de cordero y lanza una carencia de tres años para los hipotecados en paro, pero el hipotecado seguirá pagando intereses

El Banco Santander ha lanzado a bombo y platillo una supuesta oferta para los hipotecados en paro, consistente en suspender durante tres años el pago del capital de su hipoteca y pagar ‘sólo’ los intereses. Una medida que no resuelve el problema del grueso de los hipotecados, muchos de los cuales ya no podrían afrontar ni siquiera el pago de dichos intereses. ¿Por qué no ofrece soluciones a las familias embargadas?

28-07-2011

Ampliar imagen


La Banca está reaccionando a la indignación popular plasmada por el Movimiento 15M con maniobras engañosas que aumentarán la carga de los hipotecados en su beneficio. Quieren despistar sobre soluciones tan claras como la moratoria de embargos hipotecarios o la dación en pago que defienden ADICAE y todo tipo de colectivos y expertos como solución a los problemas planteados.

La medida anunciada por el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Saenz, que no es otra cosa que una carencia de tres años en el pago del capital en las cuotas hipotecarias de sus clientes en paro, puede aliviar algo a algunos de sus clientes, de una manera puntual y discutible, pero aumentará los beneficios de la entidad al retrasar el plazo de pago de la hipoteca ese capital con intereses.

Unos cálculos irreales

Sin embargo no queda claro a quién ‘concederá’ esta moratoria la entidad. En una nota de prensa indica que será a quienes hayan sufrido una caída del 25% en sus ingresos o a quienes estén en paro pero no se especifica, por ejemplo, la duración que debe tener la inactividad laboral. Tampoco ha dicho nada el Banco Santander sobre los miles de hipotecas que ha ejecutado y las viviendas que ha embargado ya a pesar de exhibir impúdicamente esos enormes beneficios de 3.501 millones de euros en el primer semestre de 2011.

El Banco Santander hace una estimación demasiado optimista de la repercusión que tendrá esta medida. En su nota de prensa explica que “una familia con una hipoteca media de 125.000 euros a un plazo de 25 años que actualmente paga una cuota mensual de 590 euros (a un tipo de referencia del
2,20% más un diferencial de 0,75%) vería reducida significativamente su cuota mensual, que quedaría en 307 euros, un 48% menos”.

En primer lugar, ¿quién tiene la suerte de tener una hipoteca por ‘sólo’ 125.000 euros? Y, en segundo lugar, la entidad presidida por Emilio Botín está, actualmente, ofreciendo hipotecas con un diferencial que ronda el 3%. Pongamos por caso que la hipoteca se contrató hace dos años, cuando Santander ofrecía Euribor + 1’25% y una hipoteca de 200.000 euros –habitual para la época-. Su cuota íntegra sería de 776’59 euros y, aplicando la moratoria –tomando como referencia el 48% menos que indica el Santander-, se quedaría en 372,76 euros. Y, por supuesto, concedió hipotecas por mayores importes y diferenciales. ¿Respiro? Quizá. ¿Suficiente? En absoluto.

Negocio, negocio y más negocio

Este tipo de iniciativas, como otras que se divulgan a gran escala como Bankinter, con las “hipotecas con dación en pago” que ha sido calificada por la mayoría de los analistas y expertos como una “mera operación de marketing”, ocultan las condiciones leoninas y de altos costes para los clientes, es decir, más negocio, negocio, negocio, sólo se refiere a nuevas hipotecas, olvidando a los que están embargando y ejecutando diariamente, y sobre todo no dice a qué clientes darán estas hipotecas, que normalmente serán aquellos para los que la dación en pago sólo sería un caso muy hipotético y altamente imrpobable. Es decir, está en la línea de lo que se ha llamado un cambio de cartera hipotecaria y de restricción radical del crédito hipotecario que viene empujado para todas las entidades después de la crisis financiera y la burbuja hipotecaria.

ADICAE considera que no engañarán a nadie con estas maniobras, que sólo pretenden impedir los necesarios cambios de la legislación hipotecaria española y que deberían comenzar por la moratoria por tres años a todos los embargos de vivienda habitual que está proponiendo ADICAE al Gobierno y al Parlamento.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente