Adicae - La economía de los Consumidores

La Economía de los Consumidores

Miércoles, 15 de Agosto de 2018

El consumidor de electricidad y telecomunicaciones sufre por la oscuridad la falta de transparencia y los abusos

En electricidad, el mercado libre fracasa, con precios más elevados y falta de competencia efectiva. Las tarifas y servicios de telecomunicaciones juegan a una permanente renovación que exige a los consumidores una altísimo atención.

25-07-2018

Ampliar imagen

ADICAE celebró su última jornada reivindicativa e informativa sobre energía y telecomunicaciones donde se repasaron las posibilidades de los consumidores para hacer frente a los abusos en los suministros y cómo ahorrar y reclamar en estos sectores.

La mesa fue moderada por Pablo de la Fuente, de ADICAE Madrid, que antes de presentar a los expertos, aseguró que el número de reclamaciones en la energía se está igualando con el de las telecomunicaciones, de ahí la importancia de la jornada.
 
El primero en exponer sus ideas fue Marco Antonio Lozano, experto en Ciberseguridad del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad de España), organismo de referencia en esta materia tanto para consumidores como empresarios.  “Contamos con una economía cada vez más digitalizada, más apoyada en el ciberespacio, y con muchos servicios. Estos servicios necesitan unas barreras de seguridad adecuadas”, aseguró Lozano. 

También explicó lo que está sucediendo con el Big Data o el futuro oro negro. “Se han impuesto medidas que protegen a los ciudadanos ante estos nuevos abusos y esta recopilación masiva de datos, en el que cualquier aspecto por banal que parezca importa a las empresas”.  

ozano explicó que España es uno de los países donde menos está implantado el comercio digital, debido al escepticismo y la desconfianza. “Lo que tenemos que hacer es tratar de mejorar esas conductas, garantizar más seguridad y que los usuarios tengan la confianza suficiente para hacer transacciones a través de internet”. 

Desde Murcia, Antonio Soler, asesor energético y de la Asociación Nueva Cultura por el Clima, desengranó la política llevada a cabo en la materia en España en los últimos años. Recordó las puertas giratorias de la política en las eléctricas más importantes del país y como se falsea el déficit de tarifa. Al final, el perjudicado es siempre el consumidor al que le suben la factura de la luz. 

Precisamente Soler explicó los pasos para poder ahorrar en la factura. El primer paso es revisar la potencia contratada. En segundo lugar dio el siguiente consejo: “A todos los hogares les va a merecer la pena pasarse a discriminación horaria, incluso sin hacer cambios de hábitos en el consumo”, aseguró argumentando que la tarifa barata baja cinco céntimos y dura 14 horas mientras que la cara sube dos y son 10 horas. 

Desde Valladolid, Daniel Álvarez de la fundación Isadora Duncan, también se centró en el ahorro y en el consumo de las familias. “El sistema eléctrico es problema de potencia instalada. No tenemos un parque de viviendas que ayude a todo el mundo. Hay bono social eléctrico pero no lo hay para el gas o otros”, explicó. 

En cuanto a los precios, España está en cabeza de los precios más caros según datos de Eurostat. Álvarez aseguró que para ahorrar solo hay dos maneras: “Comercializadora de referencia o cooperativa. El mercado libre de las grandes es malo siempre. No lo digo yo solo, lo dijo también un exministro (Álvaro Nadal), que a su madre le recomendaría el precio voluntario al pequeño consumidor”, enfatizó. 

En Zaragoza expuso una tesis parecida, José María Yusta, Profesor de ingeniería eléctrica de la Universidad de la capital maña y socio de ADICAE. El experto destacó que según las estadísticas oficiales casi la mitad de los españoles no entiende la factura de la luz. Sin embargo a su entender esa cifra es mayor por la dificultad que entraña la tarifa. 

Al igual que los ponentes anteriores, Yusta sugirió que la mejor forma de ahorrar es ajustar la potencia contratada y alejarse en la medida de lo posible del mercado libre, donde las empresas obtienen más beneficio a costa del usuario. Por tanto recomienda, como el resto, contratar horario con discriminación horaria. “Ahora en verano hay muchas horas baratas, que van desde las 11 de la noche hasta la una de la tarde. Interesa esa discriminación”. Yusta advirtió de la letra pequeña en el mercado libre y sugirió que el consumidor debe visitar el comparador de ofertas de la CNMC para orientarse antes de tomar una decisión. 

Cambiando de sector, tomó la palabra desde Barcelona, Mercè Botella, de Som Connexió, para hablar de los derechos de los consumidores en las telecomunicaciones. Botella dio un dato muy importante para el cliente y advirtió que las ofertas de telefonía e internet se quedan desfasadas a los dos años. “A los dos años la empresa que te ha contratado está cobrando más que lo que oferta a los nuevos clientes y que las ventajas que existen en el mercado”, explicó. 

Por último, Pablo de la Fuente planteó una serie de actuaciones ante los abusos con los que  nos encontramos los consumidores en ambos sectores. Lo primero, y más importante, es tener en cuenta que la lucha individual contra estos ‘gigantes’ es muy complicada. De la fuente defendió la acción colectiva como mejor arma contra las eléctricas y tecnológicas. 

De la Fuente dio una serie de consejos a los consumidores en materia de consumo: Lo principal es no permitir el paso a ningún comercial a tu casa cuyo servicio no se haya reclamado previamente. En el caso de hacer contratación vía internet guardar un pantallazo las condiciones de contratación.  Si se contrata vía telefónica, es importante saber que las llamadas que están obligadas a conservar son únicamente las de contratación, es decir aquella donde nos explican las condiciones del contrato. Es importante dejar claro por teléfono que esa contratación no se hará efectiva hasta que el contrato no lo manden a casa. Esto es habitual en seguros de escasa cuantía.

Si a pesar de todo esto hay un conflicto, es importante no dejarse llevar por la desesperación. Las empresas, en posición de superioridad, amenazarán con cortarte el suministro. Antes de realizar cualquier acción, como dejar de pagar, es recomendable asesorarse previamente porque paralizar el pago lo único que hace es agravar el problema. 
De la fuente sugirió dos maneras básicas para resolver estos conflictos. En primer lugar una reclamación a consumo, que tiene muy poca efectividad porque no tiene carácter vinculante. Y en segundo lugar el arbitraje de consumo: un sistema de resolución de conflictos que es gratuito, rápido y eficaz. 

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente