La Economía de los Consumidores

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Consejos para desempleados, sobreendeudados e inmigrantes sobre cómo controlar sus gastos y evitar fraudes al ahorro

La crisis económica ha azotado especialmente a los desempleados muchos de ellos se han visto abocados junto a sus familias al sobreendeudamiento. Se estima también que un tercio de los afectados por los abusos hipotecarios son inmigrantes, algo desproporcionado en relación al porcentaje que representan en la población.

15-02-2015

Ampliar imagen

El sobreendeudamiento puede afectar a cualquiera, no tenemos que pensar que somos inmunes. Basta con un cambio en nuestra vida que afecte a nuestra capacidad de ingresar dinero para que nuestro riesgo de sufrirlo varíe. Imagínese que le despiden del trabajo, que no tiene derecho a paro, que se separa o que simplemente hace una mala previsión de sus gastos. 

¿Cómo prevenir el sobreendeudamiento? 

Es una situación que es fácil de detectar pero difícil de asimilar y de hacerle frente. De nada servirá que el consumidor oculte al resto sus problemas, éstos irán engordando poco a poco. Hay muchos casos en los que el sobreendeudamiento ha empezado por una pequeña deuda y por no actuar a tiempo se ha ido incrementando creando un panorama insostenible. El sobreendeudamiento puede crear dramas de todo tipo.

Si el consumidor tiene problemas para llegar a fin de mes debido a que no puede pagar todas sus deudas puede acudir a una sede de ADICAE para recibir orientación y diseñar un calendario de pagos que sea asumible. No hay que sobrevalorar nuestras capacidades y hay que pedir ayuda a tiempo. De nada servirá dar largas y “olvidar” el problema, sólo hará que éste crezca día a día. 

Es cierto que el sobreendeudamiento puede sostenerse durante un corto período de tiempo con la utilización del crédito, pero como ya hemos dicho, sólo servirá para engañarnos y empeorar nuestra situación. 

Consejos para personas sobreendeudadas 

1. Salir del sobreeendeudamiento es un proceso muy largo y laborioso. Para que el problema no se vaya agravando con el paso del tiempo hemos de hacer una previsión de los gastos que tenemos que afrontar a corto plazo.

2. Pensar y ser consciente de cuántas son sus deudas y a qué cuantía ascienden. 

3. Después de calcular sus deudas, preste atención a sus gastos para organizarlos correctamente: Estime la cuantía de sus gastos corrientes (agua, luz, teléfono) y calcule qué parte de sus gastos de pago anual o semestral, le repercuten cada mes. 

Compruebe que está siendo beneficiario de todas las ayudas sociales que le corresponden: Prestaciones de desempleo de nivel asistencial. Ayudas en materia de vivienda. Prestaciones por tener hijos a cargo y/o por ser familia numerosa. Beneficios y deducciones fiscales. Ayudas para familias con personas en situación de dependencia. 

Puede consultar los requisitos que se exigen y obtener más información en el Ministerio de Sanidad y Política Social, el Ayuntamiento de su ciudad y otras entidades sociales. 

Cuidado con las refinanciaciones y carencias, lejos de ser la solución agravan más el problema. Lo que antes podía plantearse como una solución viable ante las dificultades de pago se ha convertido en otra trampa de los bancos. Realizar una carencia o refinanciación del préstamo, además de conllevar los gastos fijos que siempre han supuesto supone ahora en el 100% de los casos un aumento en el tipo de interés. La explicación de las entidades es su obligación de considerar una novación como una nueva hipoteca y por tanto aplicarle los tipos de interes que actualmente se aplican a las hipotecas. 

Consejos para personas desempleadas 

1. Tenemos que informarnos de la duración de la prestación por desempleo y hacer una previsión realista de gastos para los próximos meses.

2. Hay que moderar los gastos, ser cuidadosos y prevenir posibles problemas 3

3. No hay que comprometer gastos importantes, si es posible hay que intentar ahorrar, aunque sea una pequeña cantidad. 

4. Se puede acudir a una asociación de consumidores para optimizar nuestros ingresos y prevenir el sobreendeudamiento. 

5. Estar sin empleo no es un pecado, no tenemos que tener sensación de culpa o vergüenza. Algunos establecimientos ofrecen descuentos a desempleados, puede valorar comprar esos productos o contratar esos servicios. 

6. Si se prevé que no se va a poder seguir pagando una deuda hay que intentar negociar para no incurrir en mora. 

7. Hay que mantener informado al banco de nuestra situación, demostraremos la voluntad de seguir pagando. 

8. Se puede obtener información sobre programas de inserción laboral. 

Consejos para personas inmigrantes 

1. Si la persona no se expresa ni comprende a la perfección el castellano no debe firmar ningún contrato. Es necesario buscar una persona de confianza que pueda explicar las condiciones o ir a una asociación de consumidores. 

2. Las personas inmigrantes son un colectivo bastante atractivo para los comerciales de banca y para los de grandes empresas. 

3. Si es víctima de un abuso busque información en Internet o vaya a los servicios sociales o municipales donde encontrará orientación.

4. No hay que resignarse ante las negativas de bancos y grandes empresas para solucionar la situación. 

5. Si se tiene un problema con los avales cruzados (el avalista del préstamo no reside en España) se puede informar en la embajada o consulado de su país de origen. 

Este texto forma parte del Curso de Agentes Activos de Consumo, que ADICAE imparte gratuitamente a través de su plataforma online de educación financiera y de los grandes temas del Consumo. Si quieres saber más entra en http://educacionfinanciera.adicaeonline.es/course/index.php?categoryid=5

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente