Consumidores
la economía de los
Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (ADICAE)
EDICIÓN ON-LINE

¿Planes de pensiones para los 'niños' de la Abeja Maya? Demasiado pronto, arriesgado y caro

“Porque el tiempo pasa muy deprisa... Necesitas un plan de pensiones”. Con este lema, y la inestimable ayuda de la Abeja Maya, Bankia se ha lanzado a promocionar sus planes de pensiones entre un sector de edad al que la jubilación queda todavía lejos. La entidad de Goirigolzarri no es la única que busca colocar planes a los nacidos en los años 70 y 80. Ibercaja y Sabadell también esgrimen el “nunca es demasiado pronto” para contratar este tipo de productos.

25-11-2013

Ampliar imagen

Contratar un plan de pensiones no es un juego. Pero así lo presenta Bankia en su campaña de fin de año, en la que invita a los usuarios a jugar a los cromos, en un ejercicio de nostalgia. El planteamiento es que, si tiene suficientes años para saber quién es la Abeja Maya, el consumidor tiene la “edad perfecta para contratar un plan de pensiones”. Pero teniendo en cuenta que estos dibujos animados se emitieron por primera vez en España en 1978, con constantes reposiciones, el público objetivo de estos anuncios son consumidores en torno a los 40 años, y de ahí para abajo. A pesar de estos mensajes, los planes de pensiones implican tener atrapado el dinero durante muchos años, y no son aconsejables para ahorradores con menos de 50 años y cierta estabilidad laboral.

¿Campaña coordinada de la banca?

Bankia va directa, pero no es la única con este mensaje: Ibercaja asegura que “nunca es demasiado tarde para asegurate tu futuro” y “cualquier edad es buena para comenzar” con un sistema de ahorro, un mensaje muy similar al de Banco Sabadell. La banca española parece que se ha puesto de acuerdo para pescar ahorradores entre la generación 'nocilla'. Ahorrar de forma responsable es algo deseable, pero plantearse un plan de jubilación privado antes de los 50 años supone optar por un producto de ahorro rayano a lo 'tóxico'. 

Hay que tener presentes las principales características de los planes de pensiones. Para obtener una rentabilidad aceptable, el consumidor  debe aportar de forma mensual al plan una cantidad bastante importante -entre 300 y 700 euros, dependiendo del plazo y las características del plan- durante 10, 15, 20 o más años. El dinero ahorrado solo puede recuperarse al llegar  la jubilación, o en casos extraordinarios, como un paro de larga duración o una enfermedad grave, en cuyo caso se podrá retirar el dinero con una penalización. 

Para el Sabadell, “la indisponibilidad le garantiza que no lo gastará en otra cosa que no sea su jubilación o un caso de especial necesidad”. Pero esto, para alguien menor de 50 años, equivale a dejar inmovilizados gran parte de los ahorros durante muchos años, sin poder recurrir a estos ahorros en caso de una urgencia.

Más allá de la nostalgia

Aunque los dibujos animados llaman la atención por su novedad, esta no es la única estrategia de comunicación de la banca. Como ya es tradicional, las entidades financieras y de seguros tratan de cortejar a los consumidores con regalos por abrir o traspasar su plan de pensiones. También juegan la carta del miedo, con constantes alusiones al deterioro del sistema de pensiones público. Los planes se promocionan a base de 'palo' y 'zanahoria'.

En el lado de la 'zanahoria', algunas entidades buscan sobre todo consequir traspasos de plan desde otra entidad. Es el caso de Bankinter o la Caixa que bonifican el traspaso con un 4% del montante, pero estos tienen que ser como mínimo de 3.000 euros (Bankinter) o  6.000 (la Caixa). En BBVA, para dar una bonificación del 3%, el traspaso debe ser como mínimo de 25.000 euros. Hay que prestar atención, ya que las  entidades ponen como condición para efectuar estas bonificaciones un periodo mínimo de permanencia en la entidad (5 años, en el caso de BBVA o Barclays), pagan el porcentaje de forma escalonada (Catalana Occidente) o exigen un cierto grado de vinculación con la entidad (La Caixa).

Para recibir 'regalos' también hay que realizar altas aportaciones. Por ejemplo, en Zurich Seguros regalan una bicicleta o una paletilla de jamón por llevar más de 30.000 euros, mientras que en Bankia 'dan' una olla a presión por aportaciones de 6.000 a 12.499 euros, y en Ibercaja ofrecen una tarjeta regalo de 50 euros por aportaciones entre los 5.000 y 10.000 euros. Pero los productos estrella de esta campaña son el Ipad o Iphone, que muchas entidades sortean por realizar aportaciones por Internet. ¿Vale la pena realizar aportaciones tan importantes y decisivas para una economía familiar como estas por un sorteo o un 'regalo' cuyo valor no lo justifica?

Tampoco faltan en este capítulo las ventajas fiscales. En estas promociones se insite en que las aportaciones a planes de pensiones son deducibles del IRPF, pero se deja de lado que, a su rescate, el capital tributa al 21%. Asimismo, los 'regalos', a efectos fiscales se consideran rendimientos de capital mobiliario, de manera que el consumidor deberá pagar a Hacienda. 

El miedo como arma comercial

Por si los regalos no bastan, los bancos y aseguradoras sacan a relucir el 'palo'. Cada vez más a las claras, las entidades invocan los peligros que se ciernen sobre el sistema de pensiones público para promocionar sus planes privados. Al argumento demográfico de que en los próximos años habrá más jubilados que trabajadores en activo, se suma la enumeración de las últimas medidas del Gobierno: ampliación de la edad de jubilación hasta los 67 años, extensión del periodo de cotización, ampliación del periodo de cálculo de la base de cotización...

Desde ADICAE se recomienda a los consumidores que no se dejen llevar por las publicidades a la hora de contratar un plan de pensiones, y se fije ante todo en las rentabilidades y en el plazo durante el que no dispondrá de su dinero. Antes de contratar, exija que le expliquen de forma detallada todas las condiciones, y ante cualquier duda, acuda a su sede más cercana de ADICAE, donde encontrará información y apoyo.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
La economía de los Consumidores es el periódico de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

La economía de los Consumidores excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.