La Economía de los Consumidores

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Cuidado con los valores refugio: no es oro todo lo que reluce

El oro ha reaparecido en distintas crisis como “valor refugio”, y en esta ocasión no ha sido una excepción. Pero ¿qué esconde?

13-11-2009

Ampliar imagen

El oro ha reaparecido en distintas crisis como “valor refugio”, y en esta ocasión no ha sido una excepción. Su valor como metal precioso es innnegable (es duradero, divisible, homogéneo y difícil de falsificar), pero la conveniencia de su utilización como producto de ahorro es más que dudosa. Al tratarse de un mercado totalmente liberalizado, invertir en oro significa poner los ahorros a merced de una burbuja especulativa no respaldada por ningún órgano supervisor. Además, para invertir en este particular mercado, hay que conocer su funcionamiento en profundidad y seguir con buen criterio la evolución de su cotización. En los últimos diez años, la cotización del oro con respecto al dólar se ha triplicado, llegando a valores similares a los de 1980. Estas subidas está muy ligadas al aumento del precio del petróleo que se produjo el pasado año, que  ncareció los precios generales, es decir, que produjo inflación. Esto, unido a la crisis financiera ya inexorable entonces, motivó que los inversiones cualificados abandonaran la confianza en el dinero bancario y pasaran sus capitales a activos tangibles como el oro. A estos inversores especializados que ya han “jugado” les interesa convertir el oro en forma de ahorro masivo, que la demanda siga creciendo y que el precio se dispare. Ahora bien, como todas las burbujas, el precio de mercado que alcanzan se hace tarde o temprano insostenible, el mito se transforma, la demanda desciende, los que están mejor informados venden y los que llegaron tarde o no supieron cuándo había que abandonar el barco pierden su inversión y no pueden recuperarla de ninguna manera. Por todos estos motivos, no parece que el oro sea un producto seguro para los pequeños ahorradores.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente