La Economía de los Consumidores

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Terminó 2009 sin soluciones para la crisis financiera internacional

2008 trajo consigo el derrumbe del sistema financiero. Se pusieron en marcha medidas para contener la debacle financiera y “refundar” el capitalismo. Pero los consumidores siguen a merced de la banca y no se están tomando medidas para proteger sus derechos ante los azotes de la crisis

13-11-2009

Ampliar imagen

Septiembre de 2008. Tras año y medio de avisos sintomáticos, el sector financiero precipita su caída. Nacionalizaciones, quiebras de entidades financieras y de seguros de primera línea, rescates y planes anticrisis multimillonarios para paliar los efectos de una crisis devastadora que ha hecho tambalear los cimientos del capitalismo. Más de un año después la situación sigue siendo peliaguda aunque las estrategias de los países están cambiando poco a poco. De fondo, la preocupación financiera prosigue aunque más desde una perspectiva de reestructuración que de rescate desesperado como ocurría anteriormente. Además, se empieza a pensar en las consecuencias fiscales de los planes contra el desplome financiero: la alerta por el déficit comienza a ser un asunto prioritario porque se están alcanzado niveles cercanos al 10% en algunas economías y su carga financiera, unida a las ayudas al sector financiero, puede alterar y retardar más aún la ansiada recuperación.

Las principales economías tratan de reflotar el sistema financiero

Después de los rescates de urgencia de finales de 2008 y los planes de estímulo fiscal llevados a cabo en ese momento (EEUU 1,2 billones de dólares, Reino Unido 600.000 millones de euros, etc) los países inmersos en la crisis económica y financiera han proseguido el intenso plan de actuación en la economía. Se ha acentuado la intervención gubernamental en el sector financiero. La situación patrimonial de muchos bancos sigue siendo crítica. No han faltado ejemplos de rescate directo con fondos públicos, como ocurrió en 2008. Además, y como parte de la “evolución” de la crisis, se está haciendo hincapié en la reestructuración y saneamiento de los sistemas financieros locales con el objetivo de conseguir entidades fortalecidas que sirvan como base para la normalización de la situación. El rescate financiero en España se ha limitado por el momento a salvar a Caja Castilla la Mancha y Cajasur. La perspectiva no es tranquilizadora, porque estas dos cajas, que suponen una parte ridícula del pastel financiero se han comido ellas solas una parte importante del Fondo de Garantía de Depósitos

EEUU es el país que más ha sufrido la crisis financiera. Las dificultades que arrastra el sistema financiero por las subprime y las quiebras de Lehman entre otros han obligado al nuevo ejecutivo demócrata a intervenir con un paquete de medidas de dos billones de dólares. Compra de deuda de mala calidad de los bancos, inyecciones de capital en las entidades financieras, compra de créditos hipotecarios de propiedades comerciales, compra de otros tipos de préstamos para dar liquidez a los mercados y ayudas a propietarios en apuros para frenar los desahucios son las medidas principales tomadas para el 2009. A pesar de todo, 115 bancos han quebrado en lo que va de año y han tenido que ser intervenidos por las autoridades. Sólo el día 30 de octubre hasta nueve entidades quebraron, lo que da una idea de la gravedad del problema y de que la crisis, lejos de acabar, sigue mostrando sus efectos con fuerza.

El Reino Unido ha tenido que seguir interviniendo en su sistema financiero. La participación del Estado en los grandes bancos (Royal Bank of Scotland, por ejemplo, rescatado de nuevo hace unos días) ha aumentado a lo largo del año por sucesivos rescates originados por la falta de liquidez, a pesar del primer rescate de 2008. La compra de activos tóxicos, uno de los principales cometidos de los gobiernos, está siendo muy activa y alcanza los 223.000 millones de euros. El panorama bancario continúa muy turbulento y los cambios motivados por las fusiones, nacionalizaciones y ventas de negocios se están dando continuamente. Aparte del rescate, los planes del Gobierno británico se centran en aumentar la cantidad de préstamos en circulación para empresas y particulares. Para ello introdujo casi 60.000 millones de euros en los mercados con un plan puesto en marcha a principios de 2009.

Alemania actuó adquiriendo las acciones de uno de sus principales bancos, el Hypo Real Estate, que ya fue rescatado en 2008 y ahora pasa a ser en un 90% del Estado. Otro banco, el Commerzbank ha sido parcialmente nacionalizado. La mayor economía europea se encuentra gestionando los casi 500.000 millones de euros del Fondo de Estabilización de Activos Financieros acordados para garantizar la solvencia de su sistema financiero. Además va a crear un “banco malo” en el que se depositarán hasta 200.000 millones de activos tóxicos que los bancos privados depositarán a cambio de emitir deuda para financiar la actividad y conceder crédito. El Fondo de Estabilización actuaría como garante.

Más de 300.000 millones para los grandes bancos. ¿Y quién ayuda a los consumidores?

 

Rescate

Otros fondos*

Operaciones en el mercado

BNP Paribas

5.100

 

Compra parcial de Fortis

Crédit Agricole

3.000

5.900

 

Halifax Bank of Scotland

 

14.250

Venta a Lloyds

ING Direct

40.000

 

 

Lloyds

1.140

5.140

Compra de Halifax Bank of Scotland (HBOS)

RBS

5.700

31.190

 

Societé Générale

3.400

5.500

 

Bank of America

31.000

6.900

Compra de Merri Lynch

Citi

30.050

19.390

 

Goldman Sachs

6.900

3.450

 

JP Morgan

17.250

6.900

Compra de Bear Stears y Washington Mutual

Lehman Brothers

 

6.900

Venta parcial a Barclays y Nomura

Morgan Stanley

6.900

9.240

 

Merril Lynch

 

8.470

Venta a Bank of America

Wachovia

 

5.180

Venta a Wells Fargo

Washington Mutual

 

7.610

Venta a JP Morgan

Wells Fargo

17.250

7.590

Compra de Wachovia

Total

167.690

143.610

 

*ampliaciones de capital y entrada de capital privado

En España se intenta fortalecer el sector

A mediados de año se aprobó el FROB, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria. Su dotación inicial es de 9.000 millones de euros que podrán verse adicionalmente triplicados con avales y mediante el endeudamiento con renta fija o la recepción de préstamos tendrá un límite de dotación de 90.000 millones en 2010. Los dos objetivos del fondo son gestionar las actividades de reestructuración bancaria y reforzar los recursos propios de las entidades en proceso de integración. Los problemas de liquidez, el continuo deterioro de los activos y el aumento de la morosidad pueden comprometer la viabilidad de algunas entidades financieras a medio plazo. Por ello el FROB financiará los procesos de integración y fusión, como el de las cajas catalanas, que  van a recibir un crédito de 500 millones de euros.
El rescate financiero en España se ha limitado por el momento a salvar a Caja Castilla la Mancha y Cajasur. La perspectiva no es tranquilizadora, porque estas dos cajas, que suponen una parte ridícula del pastel financiero se han comido ellas solas una parte importante del Fondo de Garantía de Depósitos. El FGD de las cajas de ahorro en 2009 comenzó con 4.200 millones de euros. 1.200 millones fueron a parar al FROB. Otros 1.000 millones los utilizó Unicaja en su proceso de absorción de Caja Jaén y Cajasur. CCM ha sido adquirida por Cajastur con otros 1.300 millones. A día de hoy, unos 700 millones quedan en el FGD de las cajas, que entrará en números rojos cuando Cajastur suscriba un seguro de protección de activos para protegerse de las pérdidas que pueda tener con la adquisición de CCM. Además la intervención de CCM por parte del Banco de España supuso que el Estado avaló la entidad con otros 9.000 millones.
Alemania va a crear un “banco malo” en el que se depositarán hasta 200.000 millones de activos tóxicos que los bancos privados depositarán a cambio de emitir deuda para financiar la actividad y conceder crédito.
Por otro lado, el año 2009 ha deparado la venta al Estado de 20.000 millones en activos “sospechosos” mediante el Fondo de Adquisición de Activos Financieros el cual tenía un tope de 50.000 millones.  En total en los últimos doce meses la banca ha recibido entre ayudas directas, fondos de urgencia y cambios en normativa unos 150.000 millones de euros (11% del PIB) que deberían haber servido primordialmente para no detener el crédito. Sin embargo el reajuste español se está centrando en los procesos de fusión y en la limpieza de los balances de las entidades financieras.

En España se tiende a las medida de reestructuración

 

Fondo Garantía Depósitos

FROB

Fondo Adquisición Activos

Objetivo

Garantizar los depósitos en caso de insolvencia hasta 100.000 euros, refuerzo de solvencia.

Reestructuración bancaria y refuerzo de la solvencia

Compra de activos “de calidad” a la banca para facilitar el crédito

Dotación

0,6 y 0,4 por mil anual de los depósitos de bancos y cajas. (7.200 millones)

9.000 millones iniciales, 27.000 movilizables y un máximo de 90.000.

30.000 millones iniciales, con un máximo de 50.000

Operaciones

Rescate de CCM y Cajasur. Fusiones entre Unicaja-Cajasur y Cajastur-CCM, aval de Cajastur, aportación al FROB.

Aumento de fondos con endeudamiento, fusiones de cajas catalanas, fusiones de cajas castellano-leonesas*

Compra de activos por valor de 20.000 millones, aportación al FROB.

* aún no es oficial, pero Caja Duero y Caja España se van a fusionar con la ayuda del Frob

Las reuniones del G-20 suponen mucho ruido y pocas nueces

El G-20 está formado por los siete países más poderosos, Rusia, la UE en bloque y los países emergentes entre los que se encuentran China, India o Brasil. Desde 2009 es el G-20 quien actúa como foro sobre la economía mundial y a raíz de la crisis se han dado una serie de reuniones en las que se ha tratado el problema financiero en el mundo.

La cumbre de Londres se cerró en abril con la promesa de actuar global y concentradamente ante la crisis. 1,1 billones de dólares fueron movilizados para “reestablecer el crédito, el crecimiento y el empleo”. 750.000 millones fueron puestos a disposición del FMI para este cometido. Además, se acordó que la recapitalización de las entidades financieras era una urgencia y un medio para poder restablecer el crédito. Se reconoce que la gran causa de la crisis fue el error en la supervisión y control de los mercados financieros y por eso se propone un nuevo marco regulador más intenso que vele por los intereses de los consumidores y sea más transparente. Sin embargo, a pesar de las buenas palabras, la reunión no dejó de ser una declaración de intenciones al no concretarse ningún texto en el que se expliquen realmente las medidas aplicadas para conseguir los resultados que se prometen.En la última reunión del G-20 hasta el momento se reavivó la idea de introducir un impuesto a las transacciones financieras internacionales para reducir la especulación

De la cumbre de Pittsburgh, a finales de septiembre, se arrancó el compromiso de fortalecer las reservas de la banca y de acotar las inversiones temerarias y excesivamente arriesgadas. Sin embargo se han producido desencuentros entre la postura típicamente europea que apuesta por la regulación más intensa y la anglosajona, que defiende la “libertad” de la banca para elegir sus inversiones siempre que sean “razonables” para que la regulación no altere la “eficiencia” del mercado. Aparte, la declaración de Pittsburgh no añade nada nuevo a la palabrería habitual de este tipo de reuniones. Sólo una discusión sin fin sobre la remuneración de la alta banca. Un asunto que si bien es importante y vergonzoso, no es sino la punta del iceberg.

La última reunión del G-20 hasta el momento se produjo el segundo fin de semana de noviembre en Edimburgo. En ella se reavivó la idea de introducir un impuesto a las transacciones financieras internacionales para reducir la especulación y con los fondos obtenidos, sufragar medidas que permitan fortalecer el sistema financiero internacional.

Los grandes foros en los que se debate el destino de la economía mundial no están dando las soluciones necesarias al grave problema derivado de la aplicación ortodoxa del liberalismo financiero. Los excesos cometidos, la poca supervisión, la escasa transparencia y las políticas de inversión irresponsables son los principales problemas que han de ser solucionados. Mientras tanto, los estados seguirán remendando individualmente sus sistemas financieros, a la espera de que algún cambio radical en el seno internacional implique esa “refundación” del capitalismo, iniciando una nueva y más segura era en el sistema financiero mundial.

Comentarios: 1

1 - 22-11-2009 - 22:05:59 h
Con la globalización económica siempre hay parálisis a la hora de intervenir los mercados. Por no generar agravios comparativos y desatar algún tipo de "guerra" arancelaria o proteccionista, nadie pretende hacer nada útil en sus respectivos Estados. Al final todo es moralina sobre los salarios de tal o cual ejecutivo, y no se contempla - interesadamente, claro - el gran cuadro de los mercados libres. Deberemos romper con el modelo y reorientar el foco hacia el Estado-nación o plantear la creación de un Estado mundial draconiano por lo que parece...

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente