La Economía de los Consumidores

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Los consumidores deben continuar y reforzar la lucha colectiva por sus derechos

Más allá de propagandas demagógicas empresariales, económicas o políticas.

31-01-2014

Ampliar imagen

El pasado año 2013 ha dejado un reguero de cuentas pendientes de resolver para los consumidores. El consumo ha caído hasta el nivel de la indigencia, con un número creciente y escandaloso de familias que no pueden ni llegar a fin de mes. Otros muchos no llegan ni a principio de mes, y bastantes tienen que ajustarse el cinturón y reducir su consumo. Detrás, los graves problemas hipotecarios, como los embargos y las intolerables cláusulas suelo que desde hace años siguen machacando las economías familiares, sin que se adopte una solución justa y tajante.

Aquellos que pueden con mucho esfuerzo ahorrar, a través de su trabajo o pensión, fueron vergonzosamente estafados por productos como las preferentes y la deuda subordinada, un fraude masivo al que CNMV y Banco de España ignoraron. Hoy casi tres años después, no hay soluciones dignas ni globales para todos ellos.

A la espera también el medio millón de afectados por Forum, Afinsa y Arte y Naturaleza, una muestra indigna de un sistema de control y supervisión ineficaz y un sistema judicial incapaz de ofrecer respuesta a un fraude que ha pasado su séptimo año sin solución. Estos casos nos remiten a una justicia colapsada, ineficiente para responder los problemas nuevos que plantea la protección de los consumidores, unos problemas colectivos cuya solución debe ser igualmente colectiva.

Para añadir más oprobio, se han aprobado unas injustas tasas judiciales que limitan todavía más la aplicación de una justicia eficaz para los consumidores, como demanda la constitución. Todo ello en un contexto donde la nunca acabada “reestructuración bancaria”, causa principal de la crisis, se ha llevado por delante a las cajas de ahorros, desmanteladas por sus responsables y gestores y ahora repartidas a precio de saldo entre tiburones financieros. Y con los problemas provocados por los grandes sectores del consumo que, como la energía, resultan imprescindibles y vitales para las familias y cuyos abusos están agravando todavía más sus dificultades económicas.

Con todo esto empantanado, 2014 comienza para los consumidores con muchos nubarrones ante los que hay que prepararse concienzudamente si queremos tener un futuro mejor. Los poderes dominantes, principalmente bancarios y financieros, esperan el cansancio y la desmoralización de los consumidores y ciudadanos.

Ante esta situación tenemos que conseguir que la ola de indignación que se extiende por nuestro país se convierta en una marea o tsunami en la defensa de derechos conculcados, que alcance a todos los afectados por problemas concretos, pero también a todos los ciudadanos porque, más pronto que tarde, nos afectará. No podemos tolerar por más tiempo que las “soluciones” injustas e interesadas de la crisis que imponen los poderes económicos, y a los que se pliegan dócil o interesadamente también los poderes políticos e instituciones públicas, sean las únicas soluciones posibles.

No habrá salida verdadera a la crisis sin abordar estas tareas pendientes:

- La absoluta y definitiva paralización de los indignantes embargos y desahucios, así como el cambio total de la normativa hipotecaria española; debe proponerse una solución eficaz y completa a los millones de familias con cláusulas suelo en sus hipotecas.

- El completo resarcimiento de los ahorros de los cientos de miles de consumidores defraudados flagrantemente por culpa de productos tóxicos de ahorro.

- El sangrante caso Forum, Afinsa y Arte y Naturaleza, anclado en unos procedimientos judiciales vergonzosos que deben finalizar ya con la satisfacción plena de los afectados.

- Un funcionamiento eficaz de la anquilosada y desacreditada Justicia, con alternativas que ADICAE ya ha ido planteando ante el Congreso de los Diputados.

- La efectiva conclusión de la reestructuración bancaria y financiera en España y en Europa, que tenga en cuenta los derechos de los consumidores y que exija con valentía las responsabilidades pertinentes a los causantes de la quiebra del sistema y el rescate español.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Artículos relacionados en pdf