La Economía de los Consumidores

Lunes, 14 de Octubre de 2019

La economía de 900.000 consumidores se verá afectada por la supresión de 500 frecuencias de trenes

Renfe está aplicando estos días el plan de supresión de líneas y reducción de trayectos en líneas regionales y de media distancia. El objetivo es eliminar los trenes poco rentables o con escasos pasajeros, sin tener en cuenta su carácter de servicio público para los consumidores de pueblos y ciudades pequeños. Esta supresión se está haciendo con escasa información, y más de uno se va a encontrar con que, de un día para otro, el tren que cogía ya no existe. Un nuevo ataque al consumidor, que en los últimos meses ha visto como además se encarecían este tipo de trenes, y que ahora deberá afrontar los gastos derivados de estas supresiones.

06-06-2013

Ampliar imagen

Según datos de la propia compañía ferroviaria, cerca de 900.000 pasajeros se van a ver afectados por el recorte de 500 frecuencias, que alcanzan en mayor o menor media a casi todo el territorio nacional. Es una medida apuntada desde el Ministerio de Fomento y que afecta a trenes que, a pesar de tener pocos viajeros, cumplen una importante función social. En muchos casos desaparecen frecuencias que permitían a los pasajeros vivir en un pueblo o pequeña ciudad e ir a trabajar o estudiar a diario a una capital, o realizar desplazamientos puntuales para trámites administrativos o visitas al médico.

 

El bolsillo del consumidor se verá afectado

Aunque se argumenta que las frecuencias suprimidas pueden sustituirse por transporte público por carretera, está claro que el bolsillo del consumidor se verá afectado. Porque como ya se vio en un artículo anterior, el transporte interubano por carretera también ha subido de precio. 

A modo de ejemplo, una de las líneas que se van a ver afectadas por los recortes, la de Zaragoza-Monzón, puede sustituirse por el servicio de autocares. Sin embargo, el coche del línea pasa obligatoriamente por Huesca, con el consiguiente desvío y mayor tiempo de duración del viaje frente al tren -una media hora más-, y cuesta 15,45 euros por trayecto, frente a los 10,25 que supone el viaje en tren. Más de 5 euros de diferencia, y por un servicio de peor calidad.

Si además el consumidor tiene que realizar este trayecto con frecuencia, con ida y vuelta, la cifra se multiplica y supone una importante suma a final de mes. Tanto como para que el usuario se pueda plantear que sale más a cuenta cambiar de localidad de residencia, y esto implica el gasto más importante que puede tener un consumidor en su vida, el de la vivienda.

 

Falta de información a los pasajeros

A este perjuicio para los consumidores se une la escasa información que se está dando sobre las supresiones. Así, aunque consultando los horarios en la web de Renfe ya se puede comprobar la eliminación de frecuencias que va a producirse de aquí al 23 de junio, en el panel de avisos de la compañía todas estas supresiones se despachan con un breve comunicado: “A partir del 2 de junio se modifican los horarios habituales de algunos trenes, por el cambio de servicio. Rogamos a los viajeros consulten los horarios”. En las estaciones la situación es similar, con falta de carteles avisando de los cambios. Se está dando el caso de pasajeros que se enteran en la misma estación, al ir a comprar el billete, de que han suprimido el servicio que usaban.

Dada la escasa información de la compañía ferroviaria, queda en manos del consumidor comprobar si su tren habitual sigue circulando o no. Algo que va contra uno de los derechos fundamentales del consumidor, que es el de la información. 

Pero esto no es todo. Todo parece indicar que todavía van a llegar más supresiones de servicios ferroviarios de media distancia y regionales. Y es que antes del próximo 30 de junio, el Consejo de Ministros tiene que  fijar qué servicios deben continuar como servicio público y cuales no. Los que pierdan esta consideración dejarán de subvencionarse, y por tanto estarán condenados a la extinción.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente